Las normas para marcharse de vacaciones embarazada

 In Blog

¿Estás embarazada y llegan las vacaciones? ¿Te preguntas dónde irás? Necesitas un destino que te permitirá disfrutar de tus vacaciones sin tomar riesgos para tu salud, ni para la de tu bebé. ¿Tengo que tomar alguna precaución antes de marcharme de vacaciones estando embarazada? No te preocupes, con tal de seguir algunas simples reglas, podrás disfrutar plenamente de tus vacaciones con toda serenidad.

 

Elegir el buen destino

Cuando estamos embarazada, la elección del destino de sus vacaciones puede resultar difícil. Hay que elegir entre mar o montaña.

-La playa
Irse a la playa le permitirá nadar y disfrutar de actividades acuáticas sin moderación. Nadar y desplazarse en el agua da sensación de ligereza y suele descansa la tripa de las embarazadas. También permite preparar el periné a dar a luz. No se trata tampoco de hacer deportes acuáticos intensos, ya que podrían ser peligrosos para el bebé. El agua tampoco tendrá que ser muy fría.

-La montaña
Una estancia en la montaña también te puede permitir descansar. El aire es puro y el ambiente relajante ya que suele haber menos gente durante el verano. Te permitirá dar paseos tranquilos en medio de la naturaleza. Algunos alojamientos tienen piscinas o están cerca de un lago.

-El país
Última pregunta: ¿Quedarse en España o irse al extranjero? Es complicado marcharse lejos cuando estás embarazada. Lo primero debido a la duración y a las condiciones del viaje que resultan incómodos. Y luego porque es posible contraer virus y enfermedades debido a la alimentación y a las bebidas, pero también a los mosquitos si eliges un destino exótico. Y esto puede poner en peligro la madre y el bebé.

También está la pregunta de las vacunas obligatorias para viajar a según qué países, por ejemplo, a África. Y por último porque no es fácil dar a luz en urgencia o gestionar complicaciones de embarazo en el extranjero.

Te aconsejamos quedarte en España, o ir a un país vecino dónde entiendes el idioma.

 

Tener en cuenta la etapa de tu embarazo

En el primer trimestre: cansancio, náuseas y dolores de espalda pueden quitarte de viajes. Es preferible no marcharse muy lejos de casa. El estrés y el ejercicio intenso puede provocar un aborto al principio.

En el segundo trimestre, las mujeres que tiene un embarazo normal (sin complicaciones) pueden irse de vacaciones, intentando no hacer muchos excesos. En esta etapa, el riego de aborto es mucho menos importante, y las náuseas y el cansancio han desaparecido.

En el tercer trimestre, la tripa pesa mucho y el cansancio ha vuelto. Es mejor elegir un destino cerca de casa. En el último mes, es aconsejable estar cerca de un hospital.

 

Tener los buenos reflejos

Para tener buena salud, una mujer embarazada deber parar cuenta durante las vacaciones de verano:

– No llevar chanclas ya que los ligamentos sufren. Mejor zapatillas con suela rígida, e incluso un poco de tacón.
– Protegerse del sol, llevando un gorro y poniéndose cremas en la cara y todo el cuerpo varias veces a lo largo del día.
– Beber mucho (2 o 3 litros de agua al día)
– Comer sano y bastante pescado.
– Estar activa (andar, nadar) sin hacer excesos físicos.
– No conducir

Consulta rápida

Cuéntanos qué necesitas saber y te responderemos en breve.

Not readable? Change text. captcha txt