Una Vía Ferrata es un itinerario tanto vertical como horizontal equipado con diverso material: clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas, que permiten el llegar con seguridad a zonas de difícil acceso para senderistas.

La seguridad corre a cargo de un cable de acero instalado en toda la vía. Hay que llevar un arnés provisto de un disipador de energía y mosquetones especiales de Vía Ferrata que aseguran en caso de caída. Esta actividad es una buena toma de contacto con la escalada de grandes paredes.

Con nuestros guías disfrutareis de una jornada de aventura adentrándoos en plena naturaleza.

Galería de imágenes

Consulta rápida

Cuéntanos qué necesitas saber y te responderemos en breve.

Not readable? Change text. captcha txt